His House ★★★½

Una pareja de inmigrantes que perdió a su hija en el naufragio de su patera, recibe una casa de los servicios sociales en las afueras de Londres. Problem is: la casa está encantada. Menos satírico que Jordan Peele, Remi Weekes no esconde su ambición a la hora de tocar temas como la inmigración o el parasitismo de la globalización, pero para mí lo importante es que la peli tiene escenas escalofriantes y el conflicto entre la pareja (él quiere adaptarse a su nuevo mundo; ella quiere volver a África) está bien tratado y conduce esta historia de fantasmas por caminos menos trillados que de costumbre.