The Swimmer ★★★★

“El nadador” es uno de los cuentos favoritos de Cheever, así que mis expectativas estaban por los suelos, pero la peli al final me gustó mucho. Capta la atmósfera surrealista y metafórica del relato a la perfección, y es descenso a los infiernos del protagonista a través de las piscinas de sus vecinos pasa por la comedia, el romance, el melodrama y el terror sin despeinarse (qué horror el peinado de Burt Lancaster, no así su cuerpo perfecto). La peli no es sutil precisamente, pero es una buena adaptación de la escritura crepuscular y masoquista de Cheever, deliciosamente deprimente y excesiva. Muchos años después, Don Draper recogería el testigo del bueno de Ned Merrill, nuestro nadador.