Yi Yi

Yi Yi ★★★★★

Como inicia... Me hace acordar al comienzo de "El Padrino" y a la vez me parece una absurda comparación. Pero el cine tiene eso, se choca constantemente. Como un bucle que siempre nos avisa porque estamos acá, y el acontecimiento de este. Que todo tiene que ver.

Esta historia de vida de una familia y de sus lazos, me dispara a cuando era chico.
Este globo familiar, de un matrimonio con sus dos hijos; esta familia de clase media, que empieza a ver como los días de suerte se acabaron, con una forma sutil, desde el día que se casa el hermano de la mujer del protagonista.
Algo esta atrapado, un tiempo, que no vuelve en esta película; una razón con la que sentimos las cosas por primera vez. Cada nuevo día.
Yang sabia como hacer cine, aprendiz de grande, toma de Yasujiro Ozu su forma de filmar, la simpleza estática, pero a niveles distintos; en sus planos ocurren muchas cosas y armonizan humor como sentimientos tan distintos como el de un primer deseo, o la tristeza de algo truncado.
Postales gigantes, de estos humanos que tenemos lejos y cerca; Yang no cae en crueldades frias, mas bien, en una cotidianidad gigante, tan hermosa.

Tiene el sabor y la sensación de esos fragmentos cuando empezas a vivir... o es que siempre estamos ahi, de algo aferrados, volviendo a nacer.
Esa evolución de sus personajes va más allá.
En una reconstrucción de la persona que son y que ocurre en su historia; en esos días, como vuelven a caer, para aprender del dolor, y ver mas allá.
Hasta en lo no superado se guarda algo de magia.
Mas allá de su humor... hay algo tan trascendental


Como un primer amor de una joven....
Y el revivir esa historia de ese hombre que en una juventud amo, pero huyo... volverse a ver con alegría y también con pena de lo que no fue.
Un niño descubriendo la belleza entre truenos.
Una abuela moribunda.
La lluvia de algún verano que siempre llega.
Me ahoga pensar lo absorbida en los momentos, y como al final deja que la niñez vuelva a empezar, ahi, cuando todo lo veiamos de otra forma. De atrás.
Me hace acordar a mi infancia. A la cantidad de vida que acumulamos en nuestra espalda y no notamos.

brunellahumano liked this review