Velvet Buzzsaw

Una vez leí que "siempre se llega a algún sitio si se camina lo suficiente", y quizá sea ése el mayor problema de #VelvetBuzzsaw : que es una vaga a la que no le gusta nada lo de caminar.
Ambientada en el mundo del arte, esta cinta de "misterio" dirigida por Dan Gilroy (director de la inquietante "NightCrawler") no convence por su falta de decisión, ya que plantea varias líneas narrativas, pero no llega a cerrar ninguna correctamente.
Su acertada presentación inicial del frívolo mundo de las galerias de arte, exposiciones, críticas, etc..., da paso a una desafortunada trama de misterio y muertes sobrenaturales que solo consigue distorsionar y retorcer, hasta el casi ridículo, un prometedora idea.
Es el típico ejemplo de lo que ocurre cuando un guión no soporta el "giro argumental super original" que debe sorprender y enganchar al espectador y que, en su lugar, consigue un efecto contrario: poco a poco te va sacando a patadas de la película.
Con un reparto tan lleno de rostros conocidos y con un director/guionista tan válido, es una pena que el resultado final sea tan terrible.
Velvet Buzzsaw falla como crítica al mundo del arte, como historia de terror y como cinta de misterio. En lo único que no fracasa, es en lo de ser un fracaso de película.