Bajo el mismo techo ★½

Bastante mala Bajo el Mismo Techo. Una película sin alma que deambula como puede hasta llegar a un final sin vergüenza y chapucero. Silvia Abril y Jordi Sánchez acaban siendo presos de un guión flojo y de problemas en la dirección como la puesta en escena. Indiferente y vulgar.