I Am Mother ★★★½

Flamante sorpresa la de I Am Mother. Una propuesta arriesgadísima sobre la maternidad bajo el traje del sci-fi que pisotea los tópicos sobre el exterminio distópico y los terminators para opinar con suma pericia sobre un debate muy interesante: la culpabilidad de la raza humana.

La película fija divinamente sus principios con una primera hora donde todo se insinúa pero nada pasa. En el segundo acto casi descarrila por una concatenación de sucesos poco desarrollada, hasta que al cierre se destapa como una cinta plenamente consciente de sus virtudes.

Fantástico primer papel protagonista el de Clara Rugaard, que sale airosa de la difícil tarea de contener un cúmulo de emociones inumerables: las que aprende, las que desarrolla y las que le presupone el espectador. Eso sin contar lo complejo que es mantener el tipo ante una solvente Hillary Swank después de abofetearla.