Eternity and a Day ★★★★★

- ¿Cuanto dura el mañana?
- La eternidad y un día

La eternidad y un día es la muestra de que el cine es vida y que muestra tanto el final como el principio de la misma. Angelopoulos nos muestra a un hombre moribundo que en su camino a la muerte encuentra a un niño que va camino a la vida, así, juntos comenzarán el viaje.

La eternidad y un día tardaría en escribir lo que siento con esta obra, ni en mil años conseguiría acertar todo lo que es y será para mí. Lo que si sé es que la sinceridad que aguardará lo que digo será para bien o para mal una constante a la hora de clasificarla y recomendarla.

Nos encontramos con un viejo poeta, que a pasado toda su vida metido en sí mismo, si levantar la cabeza para ver su hermoso mundo. Su último día de vida decide abrir las cartas de su difunta mujer viendo el amor que le tenía y como ha desperdiciado dejando mil cosas inconclusas.

En ese último día de encuentra con un joven niño Albanés explotado por la mafia en la calle y que tras un tiempo consigue sacarlo de ese horroroso lugar. Aquí tenemos al compañero de viaje de Alexandre (el poeta) un joven al que intentará sacar del país para que tenga un futuro mejor y toda una vida por delante.

La película se vuelve un viaje existencialista, un viaje final para uno y un comienzo para el otro. Mientras Alexandre recuerda y se lamenta de su vida también instruye al niño y le cuenta una importante historia sobre un poeta que compraba palabras para crear un poema.

A través de esa historia se ve el paralelismo claro con el mismo Alexandre y su vida. A través de su memoria la obra se llena de flash backs y sueños de lo que fue su vida, de que pasó inmaculada frente a él y no se dio cuenta. Angelopoulos nos muestra la fugacidad de todo cuando menos te lo esperas todo acaba.

La obra entera se vuelve un gran recuerdo, lo que se fue y no podrá volver a ver ni sentir nunca, un gran vacío existencial que apoya en el joven chico y que intenta que no haga lo mismo que él. En cierta forma intentando redimirse de sus errores pasados.

Todo el día se vuelve el viaje definitivo a la eternidad, allí todos sus pecados se verán absueltos. La eternidad y un día, el día más doloroso de su vida. Un final amargo para uno y el comienzo de la vida para otro, Alexandre acaba a ayudando a alguien y así en cierta forma realizándose.

Pero... ¿Que es de todo lo que empezó y no acabó? Alexandre acaba todo su trabajo, por qué consigue escribir ese poema infinito, el que no acaba por la inmensidad de las palabras. Ese poema es su legado, la película es su poema, un gran poema a la vida y a la eternidad.

Jon liked this review