Tenet

Tenet ★★★

Me he preguntado, en más de una ocasión, un par de cosas durante la proyección de este largometraje. La primera es cómo demonios habían podido llevar a cabo algunas de las virguerías que he presenciado, lo cual es un indicio del nivel de complejidad técnica en el que Christopher Nolan está situando el cine de gran formato. Puede que sea su mascarón de proa, ciertamente.
La otra cosa que me preguntaba –a menudo– puede parecer semejante, pero no lo es: ¿qué estaba pasando, había pasado o estaba por pasar exactamente en Tenet?
Vaya por delante que es más que probable que todo se deba a un déficit de comprensión por mi parte, pero pocas veces me ha costado tanto seguir la trama de una película. Supongo que andar un poco perdido, como yo, no es obstáculo para disfrutar de algunos de los momentos fuertes de esta cinta, si al menos intuyes que algo terrible puede ocurrir (sí, también a tu hijo, Kat) y que hay unas personas muy hábiles y voluntariosas dispuestas a evitarlo. Pero –hablo de mi experiencia personal– todo se ha traducido en un disfrute inconexo, desapasionado y con los destellos de emoción ligados al impacto que la rotunda banda sonora de Ludwig Göransson podía provocar, antes que a cualquier proceso empático (John David Washington, algo de culpa tienes, me temo).
Aunque no todo ha sido infructuoso. Aplaudo la manera que tiene Nolan de hablar de nuestra responsabilidad de cara al futuro, planteando el concepto en términos inversos. En ese sentido, la película, tan hermanada en lo formal con Inception, su otra cúspide visual, estaría más íntimamente ligada con Interstellar, film que yo considero su obra más perfecta y emocionante, añado.
No me atrevo a conjeturar sobre la suerte que le espera a esta película en cuanto a recepción por parte del público a corto o medio plazo. De hecho, confieso que pagaría todo lo que estoy ahorrando para Mulan y la pizza por poder hablar con alguien del futuro que me pudiese aclarar si Tenet es un clásico elevado a los altares o una risible e inagotable fuente de memes.
De momento, solo puedo basarme en la ausencia de aplausos tras el rótulo final. Puede que no haya gustado, o puede que fuesen palmas con la entropía invertida. De las que no suenan.

Juan liked these reviews

All