Annie Hall ★★★★★

Woody Allen está tocado por una varita mágica. No puede ser que sus pelíuclas tengan tanta energía, juventud y empuje.