Moonrise Kingdom ★★★½

Siempre discutí con los que dicen que las películas de Wes Anderson son sólo para admirar la dirección artística. Pero con esta me costó. Es una linda película, como una Melody un tanto más actualizada y prolija. Pero hay un problema con los personajes. La parejita pre-adolescente es inocente y enternecedora, pero no te transmite nada. Es todo tan ligero que sentía que estaba tan desconectada como cuando te sentás en la última fila de butacas del cine. En ningún momento conectás o desarrollás algún sentimiento por los protagonistas, no hay ningún tipo de profundidad. Quizás lo intentaron con las escenas de "despertar sexual", que aunque me parezca acertado que permanezcan dentro de un contexto aún infantil, de todas formas terminan resultando irrelevantes y al rato te olvidás que estuvieron. La película es linda y correcta, pero es pasajera, no te genera nada.