The Devil All the Time ★★★

El clásico ejemplo de un director que sacrifica cualquier tipo de estilo/atmósfera para narrar los acontecimientos de una novela. La imposibilidad de entender que el dispositivo literario no es el cinematográfico.