One from the Heart ★★½

Hace un buen de años, en un flea market en Arizona, me encontré un vinilo de Tom Waits, era un soundtrack que no había escuchado: One from the Heart. Crystal Gayle y Tom haciendo un soundtrack para un musical de Francis Ford Coppola. Pagué dos dólares por el disco y nunca me arrepentí, con sus baladas atmosféricas desveladas y crudas, muy al estilo de Waits.

Pero nunca vi la película. El leer que fue el flop que tuvo valiendo madres a Coppola y a Zoetrope, su estudio, durante casi una década, me quitó las ganas de buscar donde verla.

Pasan décadas y la vida me puso en una de esas situaciones en las que solo puedes aislarte,
detenerte un momento, y poner un chingo de Nick Cave y Tom Waits con un Johnny y un Bourbon.

“Ay wey, es 2021 y todavía no he visto esa película” dije en pleno estado de ebriedad. Según esto es una mierda de película, así que de seguro me va a hacer sentir mejor (sorry, drunk logic).

Con una historia completamente estúpida, personajes planos, pendejos e irredimibles, y la neta
con completa ausencia de madre, les digo sin miedo a equivocarme que ésta peli es una mierda. No la vean. Escuchen el soundtrack que por cierto fue nominado a un Oscar, e imagínense una
movie. Lo que sea que hayan imaginado va a estar mejor que One from the Heart.

La fotografía de la peli tiene sus momentos, donde a veces está muy chingona y en otras ocasiones está horriblemente plana y sin vida. Y no sé que carajo proceso usaron para revelar el film en
ciertos momentos, que los dejó horriblemente saturados.

No me gustó.

No la quiero volver a ver nunca.