Some Like It Hot ★★★★½

Golpe de historia: El 5 de septiembre de 1921, Virginia Rappe fue a una fiesta en un lujoso hotel en San Francisco. La fiesta era de Fatty Arbuckle, que junto a Harold Lloyd y Charlie Chaplin, era de los cómicos más famosos y mejor pagados de sus tiempos.

El hijueputa de Arbuckle la pinche viola, lo que ocasiona que muera cuatro días después. Gracias a sus conectes, influencia y testimonio de Buster Keaton, no condenan a Arbuckle y queda libre.

Pero la industria (del Cine) no se lo perdona y lo mandan ALV, no por justicia social, sino porque había manchado a todo el gremio, así que para 1922 se creó lo que hoy es la MPAA, dirigida por el exPostmaster General Will Hays para intentar algo de autoregulación.

Hays y otros abogados, junto a unos weyes de la arquidiócesis de Chicago (chale), redactaron lo que hoy se conoce como el código Hays: una serie de normas que regirían la elaboración de películas, prohibiendon desnudos, bailes sugestivos, discusiónes de perversión sexual, desnudos, uso de licor, ridiculizar la religión, besos lujuriosos y escenas de pasión.

Some like it Hot: Un wey de NPR dijo que éste era de los últimos clavos en el ataúd del código Hays. Es 1959, no se puede ser más mainstream que Billy Wilder y Marilyn Monroe. Ésta peli pone a cross-dressing Tony Curtis y Jack Lemmon enfrente y en medio. Tony Sale de bribón y se queda con Marilyn, pero desde el midpoint de la película vemos que a Jack Lemmon le gustó ser una chica, y no sólo eso, el final de la movie nos muestra que a Osgood, el personaje que se enamoró de Daphne (Lemmon), le importaba un carajo que Daphne fuera dude.

Chapeau