The Wailing ★★★★

Joya del pacing, hace que sus 156 minutos pasen volando. Na Hong-jin nos va dando elementos como espectadores, después nos hace dudar de lo que nos acaba de dar para al final hacernos tomar una decisión junto al protagonista. Boom.

El final es 💥

Recomendada para ver con su pareja debajo de una cobija de tigre 🐯