Lux Æterna ★★★½

Visualmente es lo más agresivo que ha hecho Gaspar Noé, superando a la mareante Enter The Void. Sin pedos, los primeros 20 minutos y los últimos 10, casi se me salían los ojos tras tal espectáculo epiléptico de luces estroboscópicas. Pero en el lado de la carnita, la verdad es que creo que tiene y mucha, aunque parezca increíble viniendo de Gaspar, pues todo el escenario se convierte en una evocación sobre el sufrimiento femenino dentro de un set de filmación para posteriormente llevarlo al cine, dónde literalmente pone al espectador entra en una evocación de cuerpo entero. Por supuesto, cuando me refiero a la evocación del sufrimiento femenino es a lo que Noé entiende por ello junto a sus extremismos. Al final tira una conclusión a la cara, y tras el infierno en el que se convierte la misma cinta, es que hay actrices que son capaces de pasar por un infierno para crear arte, terminandote con una frase de Buñuel sobre que gracias a Dios es ateo. La conclusión claramente es es un cinismo brutal, pero creo retrata muy bien lo que ha sido el cine a lo largo de su historia.

Rigo liked these reviews