Midsommar

01x01 hay algo completamente anacrónico y deslocalizado, que es al mismo tiempo terriblemente contemporáneo. el terror a los cultos paganos es un miedo que ha quedado extinto hace siglos, sobre todo tras la popularización y resignificación de su iconografía a finales de los 60 con el movimiento hippy; el miedo a tribus autóctonas, el multiculturalismo y a sociedades alejadas de la "occidentalización" no encuentra lugar en una Suecia contemporánea. sólo alguien con tan poca capacidad de análisis como Ari Aster, cuyo país se desvive por la destrucción cultural del resto del planeta sumado a un turismo masificado que observa toda tradición como una atracción de feria, podría ser el retrato de como el capitalismo acaba distorsionando las verdaderas intendidades de esa cultura por ese nuevo reclamo comercial. 

01x02 una vez más, Edward Yang en Mahjong: "Si crees que el pasado fue una época de imperialismo, espera a ver al Siglo XXI". las faltas de respeto no dejan de crecer, en plena presentación y en algunos ritos se ignora el idioma autóctono para hablar en inglés. una persona que es incapaz de entender la relación entre lengua y cultura, desligando la lengua de origen a favor de los americanos y su inglés es un completo ignorante. pienso en si un sueco quisiera adaptar parte de su cultura y sus tradiciones a una película de terror o fantasía, ¿cómo sería? es formidable como Apichatpong crea, como decía Yang en una entrevista, una identidad nacional que se aleja del nacionalismo decimonónico para aceptar un híbrido entre la cultura imperialista norteamericana (u occidental) y la autóctona. las películas del tailandés no se forman de su pureza cultural, sino de cómo acoge aspectos del cine de Hollywood de los ochenta, sea por Steven Spielberg o John Boorman, así como de la vanguardia norteamericana para formar una nueva narrativa tailandesa. un equilibrio en la conversación internacional, la cara más bella de la globalización. Ari Aster es su cara malvada, la de la tienda de regalos para turistas.

02x01 incluso, en su narrativa de guiri y mirada colonizadora estadounidense, tenemos a un director más capacitado como Eli Roth en Hostel, donde existe esos sentimientos de consumo e idealización de la zona del viaje, siendo justamente estos los que acaban castigando y torturando a todo el grupo. es el vicio y la posicion colonizadora lo que los acaba condenando. en Midsommar lo que acaba devorando a sus personajes es el respeto a la otra cultura, que pretenden y fingen no ver nada malo en sus actos. entre líneas: el multiculturalismo y el respeto acaban llevando a la muerte a nuestros queridos norteamericanos. 

02x02 Eli Roth, M. Night Shyamalan, Kiyoshi Kurosawa o Rob Zombie son directores de terror contemporáneos que por conocer las claves del género y apropiarse de ellas brillan más que quien rechaza los códigos con prejuicios. The Village de Shyamalan es una cinta sobre una sociedad norteamericana Post-11S, pero también es un thriller basado en la mentira estatal que usa el terror como método de control sobre su población. al mismo tiempo, no es nada de eso. abraza el género y lo que es, por encima de todo, es el cuento sobre una niña ciega que lucha con valentía y por amor, adentrándose en el bosque tenebroso y salvando a quien quiere. Midsommar se estanca en su propio tema, jamás dejando brillar el relato de por sí. también en su propia simbología, de una única lectura y fácil compresión. su idea de montaje simbólico no supera la lucha entre paralelismos > el inicio con el canto clásico y el bosque / el sonido de un móvil y la ciudad ::: el novio tiene sexo con otra y gime / ella llora la traición y grita. esta confrontación de adversarios es tan simple como la que enfrenta la oscuridad de Hereditary con la luz de Midsommar. es un vocabulario tan básico, lleno de ideas tan simples en una supuesta anatomía de las relaciones entre pareja que me acabé desquiciando. el amor y las relaciones de pareja es un tema que engloba parte del entendendimiento de la pasión y la razón, de tradiciones y nuevos modelos pareja, que habla de nuestra sociedad y es un acto de introspección abrumador. es un diccionario de antónimos puesto en escena. nunca avanza de la evidente dualidad de dos conceptos opuestos.

03x01 otro de mis grandes problemas con Ari Aster: todos sus inicios parecen realmente preocupados por sus personajes, sea la pareja de Midsommar o la familia en Hereditary. poco a poco la evolución sólo demuestra tener cero interés en esos personajes, que terminan convirténdose en un saco de boxeo al que apalear, sin llegar nunca a conocerlos. muchos dirán que son sujetos del experimento de un científico loco, pero en Ari Aster no hay ni ciencia, ni estética. es el niño tonto de la clase que le gusta molestar hormigas. la simplifación de las emociones humanas se representa a la perfección en un recurso que usa en esta película y en la anterior: mostrar a un personaje en distintos momentos y localizaciones reaccionando de igual manera. si su familia muere > llora. lo hace de forma sobredimensionada y en varios puntos que se conectan por corte; un personaje planea algo > pone cara de dudar y cortamos a horas más tarde de ese mismo día y él sigue con la misma expresión. su lengüaje no es sólo tan limitado que el sentimiento y la actuación se sincronicen constantemente, sino que no permite tener distintas reacciones a una misma situación en distintos momentos. la obra anterior que cité de Eli Roth presenta a sus personajes como arquetipos, no existe un conflicto personal grave, ni grandes secretos que se ocultan entre ellos. no es tanto una introspección como una diversión pura, que se puede analizar desde múltiples puntos de vista, justamente por no delimitar el discurso, pero que Aster pierde en grandilocuencia vacía donde los símbolos, las acciones y expresiones son uno y están guiados por su autor. su capacidad de egolatría es tal que pretende que la cámara se note constantemente, no quiere que se le invisibilice de ninguna manera. escenas como la carretera mirando abajo son simples parches para una transición que de otra forma sería convencional, no es más complejo que un giro, pero sirve para que se le pueda vender cómo algo superior al cine de género, algo que es autoral y no simplemente manufacturado. es la expresión máxima de la midcult, arte vacío para quien quiere adentrarse en la cultura, pero no quiere razonar y cuestionar tanto la propia forma cinematográfica cómo para ver una película de Michael Snow, Isiah Medina o Chantal Akerman; pero que quieren diferenciarse de la cultura de masas. todo lo del elevated horror es una basura sin ninguna argumentación histórica, que sólo sirve para resaltar la triste crítica cinematográfica que persiste en ciertos sectores de la industria.

03x02 muchos abogan como punto positivo a la película que se aleja de los tópicos del género, ¿es esto algo positivo? los propios géneros se mueven por reglas claras y definidas que en tal caso buscan resignificarse (The Addiction de Ferrara que revitaliza el género vampírico en una gran urbe contemporáneo trantando el tema de la drogadicción), ser iconoclastas (como Halloween de Gordon Green, replanteándos el papel de víctima) u homenajeando al género y jugando en sus códigos más tradicionales (Rob Zombie, Eli Roth, James Wan...) y un largo etc, etc. el cine de género, a diferencia de otras vertientes, tiene como particularidad que se define en tanto el grupo al que pertenece. Ari Aster pretende despreciar a sus compañeros, apropiándose de muchos de los elementos que han descubierto ellos. se aleja de los tópicos del cine de terror, sólo en parte, para acercarse a los tópicos del cine de festivales y de la perversión. se aleja de las lecturas sociales soterradas en la cultura de masas, para evidenciarles, simplificarlas y vendérselas a un público que es al mismo tiempo perezoso y elitista.

// Midsommar es la ilusión de alta cultura, que se desvela en un relato imperialista sobre las tradiciones europeas, ignorando por completo la complejidad emocional de los temas que trata. //

Víctor liked these reviews

All