His and Her Circumstances

His and Her Circumstances ★★★½

Sin Spoilers.

Hideaki Anno volvía al anime tras la legendaria Neon Genesis Evangelion en 1998, de la mano de Gainax y sus clásicos presupuestos ultra reducidos.

¿Qué sacaría Anno tras su obra magna? Un anime de comedia romántica juvenil que buscó destacar más que cualquier otra, Kareshi Kanojo no Jijō, más conocida simplemente como Kare Kano(en inglés como His and Her Cirscuntancies) . En parte logró su cometido, por otro lado fue una puñalada al corazón para todos los fanáticos de la serie por allá a finales de los 90s. Sobretodo por cómo terminó el proyecto.

Kare Kano, a pesar de solo haber sido escrita y dirigida por Anno en 18 de los 26 capítulos publicados, tiene el sello del genio impreso en cada episodio. Personajes que aparentan ser lo que no son, llenos de conflictos personales y en búsqueda de la superación personal, momentos emotivos alejados del término cursi, una banda Sonora mítica y un ritmo atrapante que sumerje al espectador hasta lo más hondo de la obra, haciéndole desear saber más y más de los personajes capítulo a capítulo.

Los recortes presupuestarios resultan evidentes a la hora de visionar la serie, no obstante la creatividad del equipo exprimió ideas que crearon una animación creativa, que mezcla distintos tipos de artes(paneles de manga, títeres de palillos, imágenes del mundo real, etc) y técnicas para abaratar el presupuesto sin afectar de mala manera al entendimiento, ritmo y disfrute de la obra. Mucha gente detestó la animación experimental de Kare Kano, no los juzgo pero no comparto su opinión.

Otra molestia es la diferencia palpable que denota los capítulos dirigidos por Hideaki y los de Kazuya Tsurumaki. No quiero dar a entender que da un bajón, sin embargo la diferencia se nota.

Pero como dije antes, el final de esta historia es amargo. No narrativamente ya que no tiene final. La serie, adaptación del manga homónimo publicado en 1996 de la mangaka Masami Tsuda. La creadora no estaba contenta con el rumbo de la serie, descontento que se convirtió en diferencias entre ella y Gainax. Al final, ambas partes quedaron de acuerdo en acabar el programa con una sola temporada en 1999.

En la serie el 75% de tiempo en pantalla, aproximadamente, fue ocupado por la pareja protagonista, dejando cabos sueltos en los desarrollos de los personajes secundarios o hasta incluso abandonándolos, quedando en la nada misma por el abrupto final que, en retrospectiva, es muy decepcionante, demasiado.

Además del mal final de la serie, se encuentran los excesivos resúmenes que hay en muchos capítulos. Resúmenes extenuantes sobre todo lo sucedido que llegan al cansancio.

El manga se siguió publicando hasta 2005 y en 2011 tuvo un One Shot especial, por lo que material futuro para adaptar había de sobra. Kare Kano quedará como una joya sin pulir de Gainax, que tuvo todo para triunfar, más no todo para continuar. Aún así, es un anime muy recomendable que se aleja de las conveniencias del romance juvenil, por lo que se merece una oportunidad.

Duele saber que nunca será continuado en animación, como consuelo queda saber que su legado aún sigue vivo a pesar de ser opacada por otras obras como Evangelion.

Juan liked this review