All Is True ★★★½

Una película bien a la inglesa. Con algunas escenas muy teatrales, pero hermosas y bien pensadas. Desde lo actoral es impecable. Tiene imágenes muy potentes. Deja ver un Shakespeare diferente, al final de su vida, su relación con su familia, sus hijas y el conflicto que tiene con su falta de descendencia.